¡Nos encanta nuestra cocina! La hemos diseñado con mimo y cuidando los detalles. El color, los acabados, sus prestaciones… Simplemente es perfecta y combina con absolutamente todo. ¡Por fin tenemos la cocina de nuestros sueños! Pero… Espera, ¿Qué es eso? ¿Humedad? ¡Oh, no!

Lugo Hidrófugo – 210 Negro 200 Blanco

Hay cosas que no son compatibles con nuestra cocina y la humedad es una de ellas. En INFER Cocinas apostamos por la innovación y ofrecemos soluciones para alargar la vida útil de tu mobiliario. Atento ❤️ #Inferlover los tableros hidrófugos ¡son la solución perfecta!.

¿Qué son los tableros hidrófugos?

Son aquellos que ofrecen un mejor comportamiento frente a la humedad. Gracias a su composición nos ayuda a combatir la humedad en las zonas más sensibles de nuestra cocina. El fregadero o los muebles de la campana, debido a la humedad por condensación que se genera al cocinar, son zonas especialmente sensibles de padecerla.

¿De qué están hechos?

Son tableros aglomerados compuestos por partículas de madera y resinas sintéticas prensados a alta temperatura y posteriormente lijados. Se suele añadir colorante verde para facilitar su identificación.

Humedad Cocina Hidrófugo_INFER Cocinas

Casco Hidrófugo INFER Cocinas

¿Cómo funcionan?

Durante su fabricación se alteran los porcentajes de madera y aglutinante. Este proceso hace que, frente la humedad ocasional, nos ofrezca una mejor prestación ya que el tablero sufrirá una menor absorción hasta que la humidificación se evapore o desaparezca.   

Acabados Modelo Lugo Hidrófugo

¿Dónde puedo utilizarlos?

Los materiales hidrófugos pueden utilizarse como base para suelos y para la fabricación de mobiliario en ambientes húmedos. Utilizando materiales resistentes, de calidad y adaptados a las necesidades de nuestra cocina alargaremos su vida útil y podremos conseguir que nuestro mobiliario luzca como el primer día.

Lugo Hidrófugo – 210 Negro 200 Blanco

❤️ #Inferlovers “Existen tres posibles respuestas a un diseño: Sí, No y ¡WoW! Wow es a lo que hay que aspirar.”

Milton Glaser

Siguiente
Tips para iluminar tu cocina. ¡Voalá, se hizo la luz!