¿Alguna vez has imaginado cómo sería disponer de un espacio acondicionado para la temible colada? ¿Un lugar donde tener todo organizado? ¡Que el espacio no sea una excusa! Atento ❤️#Inferlover te damos algunas ideas para optimizar el espacio y que la temible colada se convierta en algo menos farragoso.

Integrada

La ubicación más frecuente para la zona de lavado es siempre la cocina. Disponer de los electrodomésticos en este espacio de una manera eficaz te facilitará mucho la tarea. Si la integras en el mobiliario pasará totalmente desapercibida ¡Nadie conocerá los secretos de tu cocina! Sitúa lavadora y secadora apiladas y aprovecha los estantes superiores para colocar los productos de limpieza. Las puertas escamoteables te ayudarán a acceder al espacio de una forma sencilla y manejar los electrodomésticos te resultará más fácil. Es importante contar con una buena ventilación ya que se genera humedad por el uso de este tipo de electrodomésticos y cohexisten líquidos, grasas y productos de limpieza. Dispones de multitud de opciones en el mercado para optimizar el espacio, solo debes tener claro tus necesidades y adaptar el espacio a ellas.

Zona de lavado-Modelo Lugo

Lugo Hidrófugo – 210 Negro 200 Blanco

Zona de lavado junto a la cocina

Muchas viviendas disponen de un pequeño espacio anexo a la cocina que podemos habilitar como zona de lavado. Este espacio suele tener alguna ventana por lo que el tema de la ventilación quedaría solventado.

Colocar una pila te puede ser de gran utilidad y, dependiendo del espacio con el que contemos, colocar un tendedero para pequeñas prendas. Nuestra apuesta para amueblar esta zona es:

  • Mueble para lavadora/secadora.
  • Espacio para ropa sucia.
  • Armario escobero.
  • Armario para productos de limpieza y similar.

Si el espacio lo permite podemos guardar la tabla junto con la plancha y así realizar todas las tareas derivadas de la colada en el mismo espacio.

Zona de lavado-Modelo Lugo

Lugo Hidrófugo – 210 Negro 200 Blanco

Armario empotrado

Otra opción bastante interesante es sacar la zona de lavado de la cocina e integrarla dentro de un armario empotrado. Esta solución nos ayudará a ganar espacio en la cocina y poder destinarlo a almacenaje. Antes de decantarnos por esta opción debes tener en cuenta las necesidades de los electrodomésticos. Recuerda que la lavadora necesita entrada y salida de agua y que también necesitaremos varias tomas de electricidad para poder conectar nuestros electrodomésticos. El armario debe disponer de unas medidas determinadas (una lavadora mide aproximadamente 60 cm x 60 cm) y contar con un espacio extra para que puedan ventilar. Añade tantas cosas como necesites y el espacio te permita: estantes para productos de limpieza, cesto para la ropa sucia, tabla de planchar…

Respecto al sistema de apertura del armario busca el que más cómodo te resulte y menos espacio reste. Las puertas correderas y las escamoteables son una opción muy acertada.

Zona de lavado-Modelo Lugo

Lugo Hidrófugo – 210 Negro 200 Blanco

Recuerda que la elección final debe ser la que mejor se adapte a tu espacio y necesidades, por eso busca, elige e incorpora todo aquello que sume calidad y practicidad al espacio.

❤️ #Inferlovers La primera riqueza es la salud.

Ralph Waldo Emerson

Siguiente
Cocinas Lacadas ¿Estás preparado para convertirte en Lacalover?